A Luciano se le va la mano

$399
Compartir

Autora: Adela Basch. Ilustrador: Mariano Martín. Editorial: SM.
Luciano no soporta los ruidos, la gente ni los sonidos que lo rodean; por eso, se va mudando de casa en casa, de barrio en barrio, de ciudad en ciudad, y hasta de planeta. “Pero siempre y en todas partes había algo que lo hacía infeliz”. En el planeta, ya solo y sin nada que lo rodee, Luciano esboza una carcajada de felicidad. Pero su propia risa lo fastidia, y en ese momento se produce un cambio en el personaje. Cuando se acepta a sí mismo, logra reinsertarse y volver al lugar donde vivía. “Regresó a su planeta y en su vida hubo una revolución completa”.Y nunca más vuelve a molestarse por nada ni por nadie.